EL NUEVO PANORAMA REGULATORIO

 

 

 

EL NUEVO PANORAMA REGULATORIO

 

Autor: Felipe Hermosilla Torres, Abogado Lahsen & Cía.

 

La reciente ley del lobby, las normas sobre responsabilidad penal de las personas jurídicas, y la preponderancia que se le ha dado a la temática ambiental, a través de su nueva institucionalidad, han marcado un nuevo panorama en nuestro país, ya no es suficiente mantener los viejos y asentados modelos de conducta.

Las obras públicas no están exentas y la tendencia es requerir un estándar de diligencia cada vez más intenso, inclusive la propia relación con la autoridad comienza a cambiar significativamente, eventos y prácticas culturales antiguas comienzan a quedar en el olvido, hay más distancia y más identificación con los roles que desempeñan los funcionarios públicos, en conjunto con el conocimiento y la práctica de los valores que resguarda la institución. Inclusive, las consecuencias del incumplimiento son más severas y las empresas se exponen a onerosas multas que comparten esta visión. Actualmente, las multas ambientales pueden alcanzar las 20.000 UTA, por lo que no es gratuita la infracción o la actividad industrial desinformada.

En el mismo tenor, una empresa que se vea expuesta a que sus miembros encuadren sus conductas en el delito de financiamiento del terrorismo, en lavado de activos o en el cohecho (quien ofrece o consiente en dar a un empleado público un beneficio económico en provecho de éste o de un tercero para que realice ciertas acciones o incurra en las omisiones determinadas por el Código Penal.), arriesga su disolución o a la prohibición permanente de celebrar actos y contratos con los organismos del estado.

En síntesis, se exige un cambio de paradigma en materias corporativas e industrias reguladas, para que los viejos actores puedan continuar con sus actividades en este nuevo escenario legal.

 

 

Share on LinkedIn