El reciente panorama de la Infraestructura Deportiva en Obras Públicas

 

 

El reciente panorama de la Infraestructura Deportiva en Obras Públicas

 

Autor del texto: Felipe Valdivia Abogado Lahsen & Cía.

 

 

El pasado lunes 15 de diciembre fue anunciada la firma del convenio de trabajo entre las máximas autoridades del Ministerio de Obras Públicas y el Instituto Nacional del Deporte, con el objeto de sentar las bases de colaboración intersectorial en siete proyectos de infraestructura deportiva. En concreto, el convenio se refiere a obras de reposición y mejoramiento de estadios en Ovalle, San Felipe y La Calera y a la construcción de nuevos estadios en Los Ángeles, San Antonio, Iquique y Curicó. Los detalles del anuncio se pueden encontrar aquí.

Más allá del eslogan, la importancia del convenio es la especialización de los servicios que participarán de las distintas etapas del proyecto, con el IND enfocándose en el desarrollo y diseño de los mismos y el MOP encargándose, a través de su Dirección de Arquitectura, de la licitación y ejecución de las obras. Además, el convenio abre la puerta a un marco presupuestario conjunto más robusto, necesario para obras de esta envergadura.

Con todo, los alcances e implicancias del convenio ameritan un análisis cuidadoso y detallado, dada la experiencia recogida de los proyectos de infraestructura asociados a la Copa América y el mundial femenino Sub 17, la que no estuvo carente de dificultades, algunas de las cuales alcanzaron incluso pública notoriedad. Hemos jugado un rol importante en representar los derechos e intereses de oferentes, contratistas y terceros que participaron directamente de las distintas etapas asociadas a los proyectos de infraestructura deportiva y estamos conscientes de los riesgos y externalidades que les son inherentes. Nuestro trabajo es preparar a nuestros clientes para conocerlos, reducirlos y contenerlos.

Nuestro estudio ha asumido el especial compromiso de realizar un especial seguimiento del trabajo que se enmarca en el presente convenio MOP-IND, dada la vocación de nuestros abogados por reducir la brecha entre el funcionamiento de la administración pública y el espíritu de emprendimiento que caracteriza a las empresas que forman parte del mercado de la construcción e infraestructura tanto pública como privada. Seguiremos de cerca cada uno de los siete procesos de licitación relativo a cada estadio, pues nuestra práctica profesional nos ha enseñado la importancia del Derecho en las licitaciones de estos proyectos y en el rol clave que juegan los particulares en su defensa.

Un primer e importante desafío es la gestión eficaz de proyectos multisectoriales en que participan distintos organismos públicos. Se suman al IND y el MOP la municipalidad respectiva y el rol fiscalizador de la Contraloría, además de los privados que aportan como inversionistas o terceros colaboradores, todos los cuales operan muchas veces con ritmos y criterios independientes. Prepararse para aquel escenario implica dedicar recursos especiales en la coordinación de los distintos representantes de cada organismo, documentar adecuadamente los acuerdos y realizar el debido seguimiento de las inquietudes de cada participante del proyecto, para en definitiva lograr el nivel de colaboración necesario para ejecutar exitosamente el contrato adjudicado.

A lo anterior se suma el desafío de ejecutar un proyecto que es diseñado y planificado por un organismo y luego ejecutado bajo la supervisión de otro. Si bien en muchos aspectos la experiencia pasada ha permitido aunar criterios, el riesgo de entramparse en indefiniciones de proyecto es inherente a los contratos de obra pública, riesgo que se encuentra agravado en los casos en que la Inspección Fiscal responde a un organismo distinto de aquel que planifico la obra. Dedicar especial cuidado, tanto técnico como jurídico, al estudio del proyecto permite anticiparse a dichas indefiniciones y juega un rol clave a la hora de estudiar la viabilidad y los términos de una eventual propuesta.

A lo anterior se suma una particularidad que será de vital importancia para los contratos de Ovalle, San Felipe y La Calera. En efecto, podemos anticipar en estos casos que los contratos se ejecutarán bajo la modalidad de pago contra recepción, lo que abre la puerta a un mayor número de riesgos asociados a indefiniciones, insuficiencias y situaciones imprevistas en la realidad de la obra, por las características propias de una oferta a suma alzada.

Asimismo, los riegos dicen relación con el detalle del estado actual de las obras e infraestructura que sirven de base para la ejecución del contrato adjudicado. En muchos casos el estudio de los antecedentes técnicos, tanto en materia de mecánica de suelos como respecto de las condiciones actuales de la estructura preexistente –por nombrar solo dos ejemplos- es más bien superficial, referencial o ilustrativo, de modo que resulta trascendental incorporar al estudio de viabilidad los riesgos asociados a dichas circunstancias y estar especialmente atento al impacto financiero y técnico que pudiese tener subsanar dichas circunstancias durante el desarrollo del contrato.

Nuestra impresión es que a pesar de los riesgos, algunos de los cuales hemos enunciado en esta nota, el convenio de trabajo MOP-IND ofrece una oportunidad única al sector privado para ejecutar proyectos de infraestructura deportiva, ambiciosos y de trascendencia nacional. Lo anterior, con el beneficio de contar con el aprendizaje pretérito de los proyectos ejecutados en el contexto de la preparación de las sedes de la Copa América, y por tanto con condiciones más transparentes respecto de las obligaciones asociadas a la adjudicación de la licitación pública. Así como también existirá más claridad respecto de las atribuciones y competencias de los distintos órganos públicos que participan, y de los derechos de los contratistas auxiliares en la prosecución del interés público.

Esperamos que esta reflexión sea útil y deje presente la importancia de contar con asesoría jurídica de especialidad, lo que permite la adecuada representación de nuestros clientes en todas las etapas de cada contrato que se encuentra en el marco del convenio, desde la etapa de licitación hasta la adjudicación, ejecución y liquidación de su contrato administrativo o de obras públicas, según sea el organismo mandante que encomienda los trabajos.

Share on LinkedIn